Cooperativa misionera exportó mandarinas y naranjas a Brasil después de diez años

La salida a este conflicto sanitario comenzó en mayo del año pasado, luego de una serie de encuentros entre los equipos técnicos de los ministerios de agricultura brasilero y argentino (este último, conducido en aquel entonces por Ricardo Buryaile), donde se acordó un protocolo para reanudar las exportaciones de cítricos.

Por aquellos meses, técnicos brasileños se acercaron a zonas de producción argentinas para constatar los sistemas de control y trabajos sanitarios. Semanas después, el Departamento de Sanidad Vegetal del Ministerio de Agricultura de Brasil publicó en el boletín oficial la resolución por la cual se aprobó el “Sistema de Mitigación de Riesgo (SMR) de cancro cítrico para la exportación de fruta fresca cítrica de la Argentina a Brasil”. Así, quedó aprobada la reapertura del mercado para las exportaciones de naranjas, mandarinas, pomelos y limones.

El envío realizado por la Cooperativa Citrícola Agroindustrial de Misiones (que agrupa a 300 productores) reanudó las negociaciones entre los países vecinos. El pasado jueves 21 de junio fueron exportadas 960 cajas de mandarinas Nadorcott marca “Cataratas” y de 700 cajas de naranjas con la marca “Mifrut” rumbo las ciudades de Curitiba, San Pablo y Rio de Janeiro.

El presidente de la cooperativa citrícola (creada en el año 2017), Carlos Satur, consideró que las recientes operaciones son el comienzo de “un nuevo tiempo para la comercialización de nuestra producción a un mercado tan cercano y por cierto conveniente, teniendo en cuenta la distancia”. LA CCAM exporta además a países de oriente, Rusia y Canadá.

A su vez, Satur afirmó que los productores de cítricos siguen afianzándose en el mercado interno con presencia “en la gran mayoría de los grandes supermercados de Misiones” lo cual logra “que los misioneros consuman el producto que con tanto esfuerzo logran los citricultores de la tierra colorada”.

Actualmente, España y Uruguay son los grandes abastecedores de este tipo de fruta a Brasil. Por eso, esta reapertura del mercado genera expectativa por su proximidad. Se estima que la producción de cítricos en la provincia alcanza las 6000 hectáreas.

“Esto significa empleo, trabajo, arraigo”, expresó el ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere. El funcionario consideró además que este tipo de acciones significan “pasar de ser el granero del mundo al supermercado del mundo”.

Fuente: http://www.revistainternos.com.ar